El MITECO apoya 45 proyectos de comunidades energéticas impulsados por más de 2.600 personas, pymes y entidades locales

Body

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, ha presentado hoy en Barcelona los resultados de la primera convocatoria del programa, que subvenciona proyectos en 14 comunidades autónomas

Los proyectos movilizarán una inversión de 14,7 millones en actuaciones de energías renovables, gestión de la demanda o movilidad sostenible

Más de la mitad se desarrolla en municipios de Reto Demográfico y el 16% busca abordar la pobreza energética con la inclusión de consumidores vulnerables entre sus socios 

21 de junio de 2022 - El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha presentado los resultados de la primera convocatoria de ayudas para proyectos piloto de comunidades energéticas (programa CE IMPLEMENTA), dirigida a proyectos de pequeño tamaño cuya inversión no supere el millón de euros. Se ha resuelto con un total de 45 proyectos beneficiarios, que contemplan más de 230 actuaciones en 14 comunidades autónomas y movilizarán una inversión de 14,7 millones de euros. Se trata de la primera convocatoria de ayudas a nivel estatal específica para comunidades energéticas, puesta en marcha para impulsar la innovación social y la participación ciudadana en renovables, eficiencia energética o movilidad eléctrica. 
 
La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, ha presentado los resultados hoy en un acto organizado conjuntamente con la Diputación de Barcelona en Can Serra, sede de la institución provincial. Allí, mediante una intervención telemática, ha puesto en valor el carácter participativo e integrador de las comunidades energéticas. Como muestra, los 45 proyectos beneficiarios involucran a más de 2.600 actores y el 85% tiene exclusivamente como socios a personas físicas, pymes o entidades locales, lo que, según Aagesen, “nos da una idea de la enorme capacidad de las comunidades energéticas para movilizar a la ciudadanía y convertirla en un actor protagonista de la transición energética”.
 
Asimismo, el 16% de los proyectos busca abordar la pobreza energética a través de la inclusión de consumidores vulnerables entre sus socios y casi la mitad (42%) presenta planes de igualdad de género como parte de su gobernanza, con el fin de lograr una representación equilibrada entre mujeres y hombres.

Compromiso con el territorio y el reto demográfico

En el acto también ha participado Joan Groizard, director general del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE). Ha destacado que “más de la mitad de los proyectos seleccionados se desarrolla total o parcialmente en municipios de reto demográfico, lo que contribuye a alcanzar los objetivos de cohesión territorial y lucha contra la despoblacion que sustentan la política energética de España”. La mayoría de los proyectos tienen un fuerte arraigo con el territorio, ya que el 87% de los casos tiene a sus socios en un radio máximo de 25 km de la comunidad energética. De esta forma, los beneficios medioambientales, económicos y sociales que aportan revertirán de manera directa en el entorno.
 
En cuanto a la distribución territorial de los proyectos, destaca la capilaridad territorial de la convocatoria, ya que se contabilizan actuaciones en catorce comunidades autónomas. La mayor parte se sitúa en Cataluña (22%), seguida del País Vasco (18%), Andalucía (9%), Aragón (7%), la comunidad foral de Navarra (7%), Castilla la Mancha (7%) y Castilla y León (7%).

 

Comunidad Autónoma

Número de comunidades energéticas subvencionadas

Andalucía 4
Aragón 3
Canarias 1
Cantabria 1
Castilla y León  3
Castilla-La Mancha 3
Cataluña 10
Comunidad de Madrid 2
Comunidad Foral de Navarra 3
Comunitat Valenciana 2
Extremadura 1
Galicia 2
Illes Balears 2
País Vasco 8
  45

 

Proyectos multicomponente

Las propuestas presentadas han respondido a las demandas de la convocatoria, que buscaba proyectos en cinco tipologías de actuación y priorizaba aquellos que combinasen varías. En este sentido, más de la mitad de los seleccionados son multicomponente, con actuaciones que incluyen al menos dos tipos de tecnología, lo que contribuye a adoptar soluciones en sectores más difíciles de descarbonizar.
 
Predominan proyectos relacionados con energías renovables eléctricas, movilidad sostenible y gestión de la demanda, aunque también se han presentado iniciativas vinculadas a las energías renovables térmicas -como dos instalaciones de aerotermia en Cataluña-, y de eficiencia energética, para la mejora de la envolvente térmica en la Comunidad Valenciana, Cataluña y Castilla la Mancha.
 
En cuanto a la gestión de la demanda, se han seleccionado 14 ideas innovadoras en 12 comunidades autónomas que permitirán, por ejemplo, monitorizar la generación y los consumos de energía a través de web o app móvil para autoconsumo colectivo, o el desarrollo de baterías innovadoras en Navarra y la Comunitat Valenciana. En materia de movilidad, destacan 25 proyectos en 10 autonomías, en su mayoría relacionados con las infraestructuras de recarga.
 
El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) es el encargado de gestionar estas ayudas, otorgadas en régimen de concurrencia competitiva, que cubren hasta el 60 % de los costes subvencionables del proyecto. En la valoración de los expedientes se ha tenido en cuenta el carácter multi-componente e innovador de los proyectos, su impacto social y de género, la inclusión de consumidores vulnerables como socios o miembros y su localización en municipios de Reto Demográfico y Transición Justa.
 

Éxito de las Convocatorias

El programa CE-IMPLEMENTA, dotado inicialmente con 40 millones de euros, aspiraba a impulsar más de 40 iniciativas innovadoras de comunidades energéticas a través de dos convocatorias. Solo en la primera, financiada con 10 millones, se han recibido 60 solicitudes y se han seleccionado 45 proyectos, con una ayuda de 7,7 millones. Se complementarán con los beneficiarios de la segunda convocatoria, dirigida a aquellos proyectos que superen el millón de euros de inversión y cuyos resultados se están analizando. En esta segunda línea, dotada con 30 millones, se han recibido solicitudes por más de 55 millones, lo que confirma el creciente interés por el desarrollo de las comunidades energéticas en España.
“Hemos querido empezar por la convocatoria de proyectos de pequeño tamaño en línea con lo que venimos haciendo en el Plan de Recuperación”, ha declarado Aagesen, que ha recordado que las primeras líneas de ayudas puestas en marcha con los fondos Next Generation EU, como el programa Moves III para el fomento de la movilidad eléctrica o los incentivos al Autoconsumo, Almacenamiento y Climatización, priorizan a familias, pymes y autónomos. 
 
La línea CE-IMPLEMENTA forma parte del paquete de ayudas a las comunidades energéticas, dotado con 100 millones e integrado en el componente 7 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia “Despliegue e integración de energías renovables”. Asimismo, forma parte del PERTE-ERHA, que movilizará una inversión superior a los 16.300 millones para reforzar el liderazgo de España en el campo de las energías limpias. 

Energía verde, participación ciudadana y reto demográfico

Las comunidades energéticas se constituyen para impulsar y facilitar la participación activa de los consumidores en el sistema energético y mejorar la gestión de la energía mediante una gobernanza basada en la participación abierta y voluntaria de sus miembros, más que priorizar la rentabilidad financiera. Las personas que forman parte de ellas son productoras y consumidoras de su propia energía limpia, lo que redunda en una mayor democratización del sistema energético y un importante ahorro para el consumidor final. 
 
Su impacto va más allá del sector energético, pues ayudan en la lucha contra el cambio climático y la pobreza energética y promueven mejoras sociales en la comunidad. Por ello, son una figura especialmente interesante para los municipios de reto demográfico, ya que, al estar cercanas al territorio, conocen sus puntos sensibles y las ventajas que pueden ofrecer, al tiempo que ayudan a dinamizar la actividad local, generar empleo y fijar población.
 
En cuanto a su constitución, pueden ser agrupaciones o cooperativas existentes, que entran en el ámbito energético, o nuevas creadas para ese fin. También proyectos colectivos, desde agrupaciones ciudadanas que promueven un pequeño parque solar o eólico a las afueras de un municipio a otros más integrales que combinen distintas tecnologías.  
 
Consulte el mapa interactivo de comunidades energéticas en la web del IDAE y el detalle de los primeros proyectos beneficiarios aquí

Consulte la resolución definitiva de la primera convocatoria de CE-Implementa en nuestra sede electrónica aquí


 

El MITECO amplía el Programa de ayudas al autoconsumo, almacenamiento e instalaciones térmicas renovables en 505 millones

Body

Los recibirán las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Islas Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid y País Vasco

El 97% de los fondos se destinará a instalaciones de autoconsumo, mientras que el 3% restante a climatización y agua caliente sanitaria

El Programa prevé incorporar 1.850 MW de generación renovable al sistema y crear más de 25.000 empleos directos e indirectos

17 de junio de 2022 – El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) amplía en 505 millones de euros el Programa de incentivos al autoconsumo, el almacenamiento energético y las instalaciones térmicas con renovables, incluido en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Los recibirán las comunidades autónomas de Andalucía, Aragón, Islas Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid y País Vasco, que ya han comprometido los fondos del Programa que recibieron originalmente y han solicitado ampliación.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), organismo adscrito al MITECO, se encarga de gestionar el Programa, que diseminan las comunidades autónomas por todo el territorio nacional. Se lanzó en junio del año pasado con un presupuesto inicial de 600 millones, ampliables hasta los 1.320 millones, según las comunidades autónomas fueran comprometiendo su dotación original.

La movilización de estos 505 millones confirma el éxito del Programa y pone de manifiesto la celeridad con la que se están ejecutando los fondos europeos del PRTR, ya que en menos de un año se ha incrementado el presupuesto más del 75% del total disponible. Las comunidades autónomas pueden seguir solicitando ampliaciones cuando estén en un estado avanzado de ejecución de los fondos ya asignados. 

La práctica totalidad de los nuevos fondos, el 97%, se destina al fomento del autoconsumo con o sin almacenamiento, mientras que el restante 3% responde a actuaciones de climatización y agua caliente sanitaria. 

Con estas líneas de ayudas, enmarcadas en la Componente 7 del PRTR, se espera incorporar 1.850 MW de generación renovable al sistema. Se estima la creación de más de 25.000 empleos directos e indirectos, un crecimiento del PIB de 1,7 millones de euros por cada millón de ayuda y una reducción de las emisiones de CO2 de más de un millón de toneladas al año.

Reparto por Comunidades Autónomas

CC.AA. Ayuda concedida inicialmente asignada (€) Ampliación concedida Total ayuda concedida (€)
Andalucía 104.847.686 104.847.684 209.695.370
Aragón  22.945.966 20.564.736 43.510.702
Islas Baleares 13.399.755 13.399.755 26.799.510
Castilla y León     38.187.273 36.035.230 74.222.503
Castilla-La Mancha 30.948.184 30.948.183,99 61.896.367,99
Cataluña 114.988.848 114.988.848 229.977.696
Comunidad Valenciana 67.307.084 17.082.034 84.389.118
Galicia 39.163.367 36.163.367 75.326.734
Comunidad de Madrid 91.295.991 91.295.991 182.591.982
País Vasco 37.173.437 37.173.436,99 74.346.873,99


El Programa fomenta la creación de empleo de proximidad y la mejora de la competitividad de empresas y economías domésticas al reducir sus costes energéticos. También contribuye a alcanzar los objetivos en materia de energías limpias y de reducción de emisiones marcados por España, cuyo Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) prevé una presencia de renovables sobre el uso final de energía del 42% en 2030. En el caso eléctrico, la generación limpia se combinará con 6 GW de potencia de almacenamiento para facilitar la gestión del sistema eléctrico. Por la vertiente térmica, la penetración del 18,9% en los suministros de calor y frío de 2019 debería duplicarse al final de la presente década.

La vicepresidenta Teresa Ribera presenta con REN21 el informe sobre el Estado Global de las Energías Renovables 2022

Body

El informe sitúa a España como octavo país del mundo en capacidad total de energía renovable y líder en solar fotovoltaica y eólica

El documento anual más importante sobre energías renovables indica que en 2021 el planeta ha perdido una oportunidad histórica para una recuperación verde, pese al aumento récord de las renovables

“Las renovables son las únicas fuentes de energía que ofrece a todos los países del mundo la oportunidad de gozar de mayor autonomía y seguridad energética", ha declarado Ribera

La próxima feria de GENERA albergará la Conferencia Internacional de Energías Renovables, en la que participarán numerosas autoridades nacionales e internacionales
 
15 de junio de 2022 –
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha presentado el ‘Informe sobre el Estado Global de las Energías Renovables 2022’, el documento sobre renovables más importante a nivel mundial, elaborado por REN21, que destaca el liderazgo español en las energías limpias. La presentación ha tenido lugar en la 25º edición de la feria internacional de Energía y Medio Ambiente, GENERA 2022, que ha inaugurado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El informe examina cada año el avance de la transición energética a nivel mundial y en esta edición indica que el mundo ha perdido una oportunidad histórica para una recuperación basada en energías limpias, pese al aumento récord de las energías renovables durante el pasado 2021. La vicepresidenta ha acompañado a Arthouros Zervos, presidente de REN21, y a Rana Adib, directora ejecutiva, en la presentación mundial del informe, durante la jornada ‘La transición energética global: dónde estamos y hacia dónde debemos ir’, organizada por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

Ante el escenario planteado por el documento, la vicepresidenta ha recordado el compromiso del Gobierno con el despliegue de las renovables. “La transición energética es nuestra directriz. Permitirá nuevos modelos económicos y formas de organización innovadoras, transformar las cadenas de valor, redistribuir el poder económico y modelar nuevas formas de gobernanza enfocadas en las personas. Con inversiones tecnológicas adecuadas, las renovables son las únicas fuentes de energía que ofrece a todos los países del mundo la oportunidad de gozar de mayor autonomía y seguridad energética".

La Jornada ha servido también de marco de presentación de la próxima Conferencia Internacional de Energías Renovables (SPIREC), que tendrá lugar en IFEMA, en Madrid, del 20 al 23 de febrero de 2023, y que acogerá a multitud de autoridades a nivel nacional e internacional.

España, líder en fotovoltaica y eólica

El estudio pone de manifiesto que en 2021, la proporción de las energías renovables en el consumo global de energía se estancó y las tasas de incremento, tanto del consumo de energía total, como del uso de combustibles fósiles, superaron el crecimiento de las renovables. También señala que la invasión de Ucrania por parte de Rusia ha agravado profundamente la crisis energética global iniciada en 2021, con un aumento de los precios del gas natural de un 350% en la segunda mitad del año. 
 
En este contexto, España goza de una posición privilegiada: es el octavo país del mundo en capacidad total de energía renovable y se sitúa a la cabeza en energía solar fotovoltaica y eólica. Concretamente, ocupa el segundo lugar en Europa en capacidad eólica total (28,2 GW), después de Alemania, y en 2021 alcanzó un récord de nueva instalación solar fotovoltaica con 4,9 GW de capacidad añadida, un 44% más que en 2020. Solo nuestro país representó el 3% del aumento mundial de energía solar fotovoltaica el pasado año.

Asimismo, el informe destaca algunos hitos de España en materia de renovables en 2021, como el compromiso para prohibir la compra de calderas que utilicen combustibles fósiles en los edificios públicos o la aprobación de una ley para que los nuevos vehículos sean cero emisiones no más tarde del año 2040.

Infraestructuras de recarga del vehículo eléctrico

En el marco de GENERA 2022, la vicepresidenta también ha participado esta mañana, junto a Pedro Sánchez, en la reunión de constitución del Grupo de Trabajo de Infraestructuras de Recarga del Vehículo Eléctrico, un órgano de seguimiento y gobernanza para coordinar y monitorizar el despliegue de las infraestructuras de recarga eléctrica en España.
 

El Gobierno aprueba un Real Decreto para destinar 499 millones a la transición energética de Canarias y Baleares

Body


Real Decreto 451/2022, de 14 de junio, por el que se regula la concesión directa de ayudas destinadas a la financiación de estrategias de energía sostenible para las Illes Balears y Canarias, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (BOE núm. 142, 15/06/2022

 

Supone la puesta en marcha de las estrategias de descarbonización para los archipiélagos presentadas en ambas regiones por la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera

Las ayudas movilizarán una inversión superior a los 1.000 millones en áreas clave como autoconsumo, comunidades energéticas, renovables innovadoras, almacenamiento y movilidad eléctrica

El autoconsumo se multiplicará en Canarias y Baleares, así como el despliegue de la infraestructura de recarga, con la instalación de 3.150 nuevos puntos públicos
 
14 de junio de 2022 –
El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), ha aprobado hoy el Real Decreto por el que se regula la concesión directa de subvenciones para la financiación de actuaciones contempladas en la ‘Estrategia de Energía Sostenible en las Islas Canarias’ y el ‘Plan de Inversiones para la Transición Energética de les Illes Balears’, dotado con 499 millones de euros con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) para la ejecución de los fondos Next Generation EU. 
 
Las actuaciones previstas para la descarbonización de las islas tienen un presupuesto de 700 millones en el PRTR, de los que casi 500 millones -los regulados por este real decreto- los gestionarán los gobiernos insulares, mientras que los 200 millones restantes los gestionará el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), organismo dependiente del MITECO.
 
El Gobierno quiere acelerar la descarbonización en Canarias y Baleares de forma socialmente justa y medioambientalmente responsable, con especial sensibilidad por el uso del suelo -dadas las restricciones territoriales de los archipiélagos- y del desarrollo de proyectos innovadores asociados al almacenamiento, la gestión de la demanda o la integración de renovables. Asimismo, se contemplan actuaciones ligadas al ciclo del agua, uno de los sectores con mayor consumo energético en las islas, y al despliegue de la infraestructura de recarga para el vehículo eléctrico.

Impacto transformador en las Islas

Las comunidades autónomas serán las encargadas de llevar a cabo las actuaciones, que tendrán un auténtico impacto transformador en el ámbito energético de los dos archipiélagos. La potencia renovable instalada en estos territorios se verá más que duplicada, de manera que superen un tercio de aportación renovable a su mix eléctrico, mientras que el autoconsumo se multiplicará por seis en Baleares y por diez en Canarias. Asimismo, se electrificarán rutas marítimas entre islas. 
 
Ambas estrategias han sido diseñadas conjuntamente por el MITECO y los gobiernos autonómicos tras abordar las especificidades de cada archipiélago y estarán sujetas a un calendario de cumplimiento de los hitos previstos, a la existencia de proyectos y a una adecuada ejecución de los mismos. El pasado mes de febrero, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, presentó el Plan en las islas Canarias y en marzo lo hizo en Baleares. Desde entonces, los equipos del MITECO y de los gobiernos autonómicos han trabajado en los textos técnicos y seguirán cooperando para alcanzar los objetivos de la transición energética en las islas.

Importante impulso al autoconsumo y la movilidad eléctrica

En el marco de este Real Decreto, el MITECO destina a las islas 499 millones, de los cuales Canarias recibirá unos 302 millones, y Baleares otros 197 millones. 
 
Estos fondos movilizarán una inversión total superior a los 479 millones en Canarias, que promoverá una potencia renovable de 265 MW y 1.150 nuevos puntos de recarga públicos, lo que supone cuatriplicar la cifra actual y llegar al 16% del objetivo previsto para 2030.
  
Por su parte, en Baleares se prevé una inversión superior a los 521 millones y las islas aumentarán su potencia renovable con más de 242 MW adicionales -un 10% de su demanda eléctrica-. Además, se instalarán 2.000 nuevos puntos de recarga públicos, lo que significa triplicar los existentes y establecer una ratio de un punto por cada 300 vehículos, aproximadamente.

Contexto singular de las Islas

Los sistemas insulares presentan especificidades relevantes en el ámbito energético que dificultan su descarbonización, como una menor disponibilidad de territorio, retos en el binomio agua-energía o elevados costes de generación que repercuten en la factura eléctrica del consumidor. Por este motivo, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) prevé medidas específicas en transición energética dirigidas a las islas, mientras que el PRTR dedica la Inversión 2 del Componente 7 a la “energía sostenible en las islas”, con un total de 700 millones.
 
El archipiélago canario es la única región de España que no está conectada a ninguna red energética continental y sus islas tampoco están interconectadas entre sí, salvo Fuerteventura y Lanzarote. Paralelamente, si bien las Baleares están parcialmente conectadas al sistema eléctrico peninsular, también se consideran un subsistema eléctrico diferenciado. Ambos territorios se caracterizan por una excesiva dependencia energética del exterior. En el caso de Canarias, el 96% de la energía consumida en las islas proviene de combustibles fósiles o derivados del petróleo, mientras que en Baleares esa dependencia es del 75%. Asimismo, la participación de energías renovables en el mix eléctrico se sitúa muy por debajo de la media estatal en ambos casos, con un 19,9% en Canarias y apenas un 5% en Baleares, frente al 48% del sistema eléctrico peninsular en el año 2021.
 
Otras características comunes son la elevada presión turística y la falta de espacio. Canarias cuenta con un total de 146 Espacios Naturales Protegidos que representan en torno al 40% del territorio terrestre disponible, por lo que casi la mitad de su superficie es incompatible con la instalación de infraestructuras renovables. Por su parte, Baleares cuenta con tan solo el 1% de la superficie terrestre de España y la riqueza ambiental de islas como Menorca, reconocida Reserva de la Biosfera, limita la posibilidad de ocupación del territorio.
 
No obstante, ambos archipiélagos cuentan con unas excelentes condiciones climáticas y recursos renovables, cuyo aprovechamiento en el sector energético permitiría reducir de forma considerable su actual dependencia fósil del exterior. 
 

El MITECO abre a audiencia pública una línea con 150 millones para repotenciación eólica, minihidráulica y reciclaje de palas 

Body

La vicepresidenta Teresa Ribera ha destacado que “es la primera medida que inaugura las convocatorias del PERTE de Economía Circular, destinado a conseguir un uso mucho más eficiente de nuestros recursos” 

Los criterios de valoración tendrán en cuenta la eficiencia económica de las instalaciones, el nivel de innovación y desarrollo tecnológico o el emplazamiento en zonas de Transición Justa y Reto Demográfico

El apoyo económico se especificará en cada convocatoria y su intensidad podrá incrementarse un 20% para las pequeñas empresas, un 10% para las medianas y un 5% para instalaciones ubicadas en islas, zonas de Transición Justa y Reto Demográfico

Las ayudas, con cargo al PRTR, se enmarcan en el PERTE de Energías Renovables, Hidrógeno Renovable y Almacenamiento (PERTE ERHA) y el PERTE de Economía Circular
 
9 de junio de 2022 –
El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha sacado a información pública tres programas de ayudas a la repotenciación eólica, la renovación hidroeléctrica y el reciclaje de palas de aerogeneradores, disponibles aquí y dotados inicialmente con 150 millones de euros. Con esta línea se espera lograr al menos 435 MW eólicos repotenciados, 50 MW hidroeléctricos renovados y una capacidad anual de reciclaje de cerca de 19.000 toneladas de palas y otros materiales compuestos del aerogenerador.
 
Teresa Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha anunciado su lanzamiento esta mañana, durante su intervención en el III Foro Internacional Expansión, donde ha destacado que “no sólo es una medida más del PERTE ERHA, de Energías Renovables, Hidrógeno y Almacenamiento, sino que es la primera medida que inaugura las convocatorias del PERTE de Economía Circular, destinado a conseguir un uso mucho más eficiente de nuestros recursos, que arranca con una medida sinérgica entre ambos Proyectos Estratégicos”. 
 
El apoyo económico otorgado se especificará en cada convocatoria. En la valoración de los proyectos se tendrán en cuenta requisitos de economía circular, como la reducción, reutilización y reciclado de los residuos generados en los parques eólicos, en especial de las palas de los aerogeneradores. Además, se priorizarán las instalaciones ubicadas en zonas de Transición Justa, Reto Demográfico e islas.
 
El Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del MITECO, será el encargado de gestionar estas ayudas, que se otorgarán en régimen de concurrencia competitiva y se instrumentarán como una subvención a fondo perdido que el IDAE podrá adelantar al beneficiario.

Proyectos subvencionables

Esta línea se divide en tres programas de ayudas:

  1. Repotenciación de instalaciones eólicas, para la sustitución completa de aerogeneradores.
  2. Renovaciones tecnológicas-ambientales de instalaciones hidroeléctricas de hasta 10 MW de potencia, para la sustitución de equipos preexistentes.
  3. Instalaciones innovadoras de reciclaje de palas de aerogeneradores.

 
Dado el carácter incentivador de las ayudas, solo se admitirán proyectos cuya ejecución no se haya iniciado con anterioridad a la solicitud de la ayuda. Los proyectos deberán estar finalizados antes del 31 de diciembre de 2025 y tendrán que respetar el principio de “no causar un daño significativo” al medioambiente. 
 
Las intensidades de ayuda contempladas podrán incrementarse en 20 puntos porcentuales en el caso de las ayudas concedidas a pequeñas empresas y en 10 puntos porcentuales si las ayudas van destinadas a medianas empresas. Igualmente, se podrá incrementar en 5 puntos porcentuales cuando la actuación se sitúe en islas, zonas de reto demográfico y/o de Transición Justa. 

Repotenciación y renovación

La repotenciación de instalaciones existentes de generación eléctrica contribuye a generar un menor impacto ambiental y permite un mejor aprovechamiento del recurso renovable porque sustituye sistemas obsoletos o antiguos por otros nuevos de mayor eficiencia. En el caso de la tecnología eólica, la repotenciación ayuda a reducir el impacto paisajístico y la superficie ocupada, ya que permite la sustitución de un elevado número de generadores antiguos y pequeños por un número más reducido de equipos de mayor tamaño. En España se estima que en esta década será necesario el desmantelamiento de entre unos 10 y 12 GW de las actuales instalaciones eólicas para su repotenciación. 
 
Paralelamente, para el año 2030 unos 1.600 MW de instalaciones minihidráulicas llevarán más de 25 años de funcionamiento, por lo que se puede producir una reducción de la potencia hidroeléctrica por la baja de las instalaciones más antiguas. Dentro de las actuaciones para la renovación tecnológica y medioambiental se prevén medidas para asegurar la migración de peces a lo largo del cauce del río, la protección o mejora de los hábitats y la cobertura de tuberías para evitar efecto barrera, entre otras.

Reciclaje y cadena de valor

En materia de reciclaje es necesario desarrollar técnicas eficaces y eficientes, con criterios de economía circular, para las palas de los aerogeneradores, ya que están conformadas por una combinación de fibras de vidrio y resinas de separación compleja. Dada la gran cantidad de instalaciones eólicas que se desmantelarán en esta década, resulta urgente encontrar soluciones comerciales para favorecer la reutilización de los componentes de las palas y evitar que se depositen en vertederos al final de su vida útil, lo que requiere también el desarrollo de una cadena de valor asociada al reciclaje y la gestión del fin de vida del parque eólico.
 
Para conseguir este objetivo, España goza de una posición privilegiada: es una potencia eólica, tanto en fabricación de equipos –dispone del 90% de la cadena de valor– como en producción de electricidad, y es el segundo país europeo y el quinto del mundo por potencia eólica instalada tras China, Estados Unidos, Alemania e India. 
 
España es uno de los tres países europeos, junto con Alemania y Dinamarca, en los que se concentra el grueso de la inversión pública y privada en I+D+i en el ámbito de la energía eólica. Además, el sector industrial español es capaz de aportar toda la cadena de valor asociada al diseño, desarrollo, construcción y explotación de un parque eólico terrestre.

En línea con los objetivos del Plan de Recuperación

Estos programas de ayudas contribuyen al objetivo de instalar, al menos, 3.800 MW de generación renovable para el primer semestre de 2026, recogido en la componente 7 ‘Despliegue e integración de energías renovables’ del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia (PRTR) para la ejecución de los fondos Next Generation EU. Igualmente, afectan positivamente a otros dos componentes: C8 ‘Infraestructuras eléctricas, promoción de redes inteligentes y despliegue de la flexibilidad y el almacenamiento’; y C12 ‘Política Industrial España 2030’, en el marco del cual se inscriben las medidas dirigidas al impulso de la economía circular.
 
A su vez, están entre las actuaciones recogidas en el PERTE ERHA de Energías Renovables y el PERTE EC de Economía Circular. El PERTE EC prevé líneas de apoyo para el impulso de la economía circular en la industria, con carácter transversal, y para sectores específicos: plástico, textil y bienes de equipo para energías renovables. Por lo que se refiere a estos últimos, el programa aprobado hoy incorpora ya una línea de apoyo al reciclaje de palas de aerogeneradores, y será complementado con futuros programas de ayudas, gestionados también de forma centralizada por parte del IDAE y dirigidos a actuaciones de reciclaje y economía circular en energía eólica, solar fotovoltaica y baterías.
 
Los comentarios a los proyectos de orden ministerial y proyecto de resolución para la primera convocatoria deben remitirse hasta el 17 de junio al buzón de correo electrónico: bzn-repotenciacion@miteco.es, indicando en el asunto ‘Información pública incentivos Repotenciación Circular’.
 
Más información sobre el PRTR, el PERTE-ERHA y el PERTE-EC
 

El MITECO lanza a audiencia pública una línea de 100 millones para redes de calor y frío a partir de energías renovables 

Body

También pone en audiencia pública una orden ministerial con las bases reguladoras para las convocatorias de ayudas

Las ayudas apoyarán proyectos nuevos y la ampliación de instalaciones existentes por su efecto descarbonizador y la participación de energías renovables en la producción de calor y frío

Se valorarán, entre otros criterios, la eficiencia de las instalaciones, la tramitación administrativa y el impacto positivo en zonas de Transición Justa y Reto Demográfico 
 
27 de mayo de 2022 –
El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha sacado a información pública el programa de ayudas a proyectos de redes de calor y frío a partir de energías renovables, disponible aquí y dotado inicialmente con 100 millones de euros. Esta línea de incentivos puede movilizar una inversión total del orden de 230 millones y lograr la implantación de más de 320 MW de nueva potencia instalada.
 
El apoyo económico, enmarcado en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) para la ejecución de los fondos Next Generation EU, se especificará en cada convocatoria y se destinará a nuevos proyectos de redes de calor y frío, así como a la ampliación de instalaciones existentes. Además de factores económicos y tecnológicos, se valorará la eficiencia de las instalaciones, la tramitación administrativa y el impacto positivo en zonas de Transición Justa y Reto Demográfico.
 
El Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del MITECO, será el encargado de gestionar estas ayudas, que se otorgarán en régimen de concurrencia competitiva y se instrumentarán como una subvención a pericbir por el beneficiario, con carácter definitivo, una vez se verifique la ejecución del proyecto y se acrediten los costes subvencionables incurridos.

Proyectos subvencionables

Serán subvencionables los siguientes tipos de proyectos:
 
Nueva red de calor y frío, incluyendo una o varias centrales de generación que utilicen exclusivamente energías renovables y una o varias redes de distribución con conexiones de intercambio energético a centros de consumo.
 
Ampliación de una central de generación existente, mediante la incorporación de nuevos equipos de generación que utilicen energías renovables.
 
Ampliación de un red de distribución existente, incluyendo la propia red y nuevos conexiones de intercambio. Estos proyectos han de utilizar centrales de generación existentes que utilicen energías renovables.
 
La potencia térmica de los equipos ha de ser necesariamente mayor de 1 MW. El importe de la ayudas a conceder se determinará en las convocatorias, y, para el caso de actividades económicas, de acuerdo a las intensidades y límites establecidos para cada tipo de beneficiario por el Reglamento (UE) 651/2014 de la Comisión, de 17 de junio de 2014 (RGEC).

Criterios de valoración

Los proyectos deberán estar finalizados antes del 30 de junio de 2025 y tendrán que respetar el principio de “no causar un daño significativo” al medioambiente. Además, en la evaluación de las solicitudes se tendrán en cuenta estos criterios:
 
Económico: en función de la reducción de subvención indicada por el solicitante respecto a los costes máximos subvencionables recogidos en la orden.
 
Viabilidad administrativa: se valorarán diversos aspectos del avance en la tramitación del proyecto.
 
Criterio técnico y demostrativo: innovaciones, eficiencia y efecto demostrativo del proyecto.
 
Externalidades: entre otras, el impacto positivo en zonas de Transición Justa y Reto Demográfico, comunidades de energías renovables, entidades públicas o pymes, así como el impacto social y de género de los proyectos.
 
Dado el carácter incentivador de las ayudas, solo se admitirán proyectos cuya ejecución no se haya iniciado con anterioridad a la solicitud de la ayuda.

Beneficios de las redes de calor y frío a partir de renovables

El despliegue de redes de suministro de calor y frío a partir de energías renovables forma parte de la solución para alcanzar la neutralidad climática en 2050, ya que contribuyen a la vertebración del territorio y al desarrollo de zonas rurales y reducen las importaciones de gas natural y otros combustibles fósiles. Asimismo, favorecen un cambio en el modelo productivo de España con nueva generación de empleo e impulso a la actividad económica en un contexto de recuperación. Por ello, este tipo de proyectos ayudan a alcanzar los objetivos planteados en políticas transversales del Gobierno de España, como el desarrollo de la economía circular, el Reto Demográfico y la Transición Energética Justa e Inclusiva.
 
Esta línea de incentivos económicos, que se dirige a proyectos con una potencia mayor de 1 MW, es complementaria a la recogida para redes de calor y frío en el Real Decreto 1124/2021, que contempla incentivos para proyectos inferiores o iguales a 1 MW. Ambas líneas se enmarcan dentro de la Componente 7 ‘Despliegue e integración de energías renovables’, del PRTR.
 
Los comentarios a los proyectos de orden ministerial y proyecto de resolución para la convocatoria deben remitirse hasta el 7 de junio a: bzn-redescyf@miteco.es indicando en el asunto ‘Información pública incentivos redes calor y frío a partir de energías renovables’.
 
Puede consultar toda la información sobre el PRTR aquí

PDF Presentación Línea de Ayudas para redes de calor y frío a partir de energías renovables

El IDAE presenta en Oviedo las oportunidades del Plan de Recuperación para la transición energética en Asturias

Body

El Principado tiene a su disposición 76 millones del Plan de Recuperación para su gestión por parte del gobierno autonómico, además de los 750 millones de las convocatorias nacionales, que priorizan a los territorios de Transición Justa

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, ha destacado que Asturias cuenta con “los mimbres, el tejido empresarial e industrial y la experiencia para hacer del Plan de Recuperación una gran oportunidad"

La jornada, celebrada en la sede de FADE en Oviedo, ha reunido a medio centenar de representantes empresariales y de asociaciones sectoriales


25 de mayo de 2022- La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, ha presidido este miércoles en Oviedo la jornada ‘Ayudas del Fondo Nacional de Eficiencia Energética y del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Una oportunidad para las empresas asturianas’, que el IDAE ha celebrado en la sede de la Federación Asturiana de Empresas (FADE) con el fin de acercar al tejido económico y empresarial del Principado las ayudas del Plan de Recuperación y cómo pueden aprovechar los fondos europeos Next Generation EU para impulsar la transición energética en sus empresas.

Durante su intervención, Aagesen ha señalado que el Fondo Nacional de Eficiencia Energética (FNEE), el PRTR y dentro de él, el PERTE ERHA, “son un buen ejemplo acelerar con anticipación la transición energética y el impulso a la I+D+i para posicionar a España como referente tecnológico de los vectores del futuro” y ha destacado que Asturias tiene “los mimbres, el tejido empresarial e industrial y la experiencia para hacer de ello una gran oportunidad". 

Asimismo, ha puesto en valor “la importante respuesta recibida desde el Principado de Asturias a los programas de ayudas ya lanzados”, que demuestran “no solo la iniciativa y el apetito inversor latente, sino también que las convocatorias se ajustan a las necesidades y demandas reales de las empresas y de la ciudadanía asturiana”.

El encuentro, que ha reunido a medio centenar de representantes empresariales y de asociaciones sectoriales y se ha podido seguir por streaming a través del canal de YouTube de FADE, ha contado con la presencia del consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica del Principado de Asturias, Enrique Fernández; la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa; el director general del IDAE, Joan Groizard; la directora general de Energía del gobierno asturiano, María Belarmina Díaz; la presidenta de FADE, María Calvo; y el responsable de la dirección de Asesoría Fiscal de Arcelormittal España, Enrique Señaris, que ha expuesto la experiencia de la compañía como beneficiaria de algunas de las líneas de ayudas del IDAE. 

LOS FONDOS EUROPEOS YA EN MARCHA EN ASTURIAS

El director general del IDAE, Joan Groizard, ha insistido en que los fondos europeos “ya están ejecutándose y llegando a la ciudadanía”. Concretamente, el Principado de Asturias tiene actualmente a disposición 76 millones de euros del PRTR para su gestión directa por el gobierno autonómico en programas como el de incentivos al Autoconsumo, Almacenamiento y Climatización; o el MOVES III, para el impulso a la movilidad eléctrica. Además, las empresas y la ciudadanía asturiana pueden acogerse a los 750 millones de las convocatorias nacionales, gestionadas de manera centralizada por el IDAE, que priorizan los territorios de Transición Justa. Entre ellas, las líneas para el impulso del Hidrógeno renovable, el despliegue de las comunidades energéticas o proyectos innovadores de almacenamiento.

Groizard ha querido destacar también que el PRTR ya se traduce en proyectos concretos, como los edificios que visitaron la tarde de ayer en Oviedo, rehabilitados energéticamente gracias al programa PREE. Allí, los propios vecinos trasladaron a la secretaria de Estado y al director general cómo ha mejorado su confort y factura energética tras la rehabilitación. 

Al margen de los fondos procedentes del PRTR, Asturias cuenta con 12 millones del Programa de ayudas para actuaciones de eficiencia energética en pymes y gran industria, financiado con el FNEE, y los 4,5 millones de fondos FEDER para proyectos de energías renovables térmicas y eléctricas.

ASTURIAS COMO MODELO EN EFICIENCIA ENERGÉTICA

Groizard ha destacado que Asturias “es un territorio puntero en la eficiencia energética, con un tejido consolidado de empresas de rehabilitación de edificios”. 

Del mismo modo que en el sector residencial, es muy notable el interés de las empresas y la industria asturiana por las actuaciones de eficiencia energética, como demuestra la buena acogida y ritmo del programa de eficiencia energética en pyme y gran empresa del sector industrial, con 13 millones de ayuda solicitada. En este sentido, el director general del IDAE ha reconocido que existe “muy buena demanda en la industria asturiana y seguirá habiendo fondos para este tipo de ayudas”, ya que la mejora de la eficiencia energética en la industria “refuerza la competitividad de nuestras empresas y reduce su factura energética, los costes y la dependencia externa”

Presentación Director General del IDAE (PDF)
 

El Gobierno aprueba un plan de medidas de ahorro y eficiencia energética en la Administración General del Estado

Body

Orden PCM/466/2022, de 25 de mayo, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 24 de mayo de 2022, por el que se aprueba el plan de medidas de ahorro y eficiencia energética de la Administración General del Estado y las entidades del sector público institucional estatal. (BOE Núm 125 de 26 de mayo de 2022)

 

El objetivo es racionalizar el uso de edificios e instalaciones administrativas y establecer formas de organización en el trabajo que propicien ese ahorro

Entre las medidas destaca el establecimiento de horarios de encendido y apagado de edificios, el refuerzo del trabajo a distancia o el incentivo del uso del transporte público

Las medidas son complementarias al plan de reducción del consumo energético en la AGE que elabora el MITECO, con medidas estructurales en consonancia con la Estrategia a largo plazo para la Rehabilitación Energética en el sector de la Edificación en España, y el Plan nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC)

24 de mayo de 2022- El Consejo de Ministros ha aprobado un Plan de medidas de ahorro y eficiencia energética, dirigido a la Administración General del Estado y a las entidades del sector público estatal.

Este plan, promovido por los ministerios de Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO), y Hacienda y Función Pública, tiene como objetivos principales racionalizar el uso de los edificios e instalaciones administrativas, así como el establecimiento de formas de organización del trabajo de los empleados públicos que redunden en ese ahorro energético, a la vez que garanticen la plena prestación de los servicios y la atención a los ciudadanos.

El plan de medidas de ahorro energético es uno de los compromisos contemplados en el Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania, aprobado en Consejo de Ministros el pasado 29 de marzo. Este conflicto bélico ha hecho elevar el precio de los combustibles en Europa a niveles históricos y ha puesto de manifiesto los riesgos de una elevada dependencia energética.

La AGE como ejemplo

Con este plan la Administración General del Estado asume un papel de liderazgo y ejemplaridad y afronta el reto de impulsar actuaciones que propicien el ahorro y la eficiencia en este ámbito en el sector público estatal en las actuales circunstancias. 

De esta forma, otro de los objetivos es servir como modelo a otras administraciones públicas y entidades privadas que se sumen a esta iniciativa, todo ello con la idea de obtener, en el corto plazo, un ahorro en la factura eléctrica, así como contribuir al refuerzo de la seguridad energética del país.

Principales medidas

Entre las principales medidas que contempla el plan relativas a la racionalización en las instalaciones y uso de los edificios administrativos de la Administración General del Estado y de las entidades del sector público institucional destacan las siguientes medidas:

Establecimiento y racionalización de los horarios de encendido y apagado de las instalaciones de climatización, iluminación y equipamiento ofimático. Además, se revisará la potencia eléctrica contratada en estos inmuebles.

Mantenimiento de un óptimo nivel de ocupación de los inmuebles. 

Control de condiciones de temperatura adecuada en locales e instalaciones climatizadas.

Impulso de la instalación en edificios e infraestructuras públicas de placas fotovoltaicas para autoconsumo.

Inclusión en los expedientes de contratación administrativa de cláusulas que establezcan como criterio de valoración la aplicación de medidas que impliquen un ahorro energético.

Optimización del alumbrado exterior en edificios, monumentos, parques, jardines o viales, con regulación de los horarios de encendido y apagado y del nivel luminoso en esas zonas.

Seguimiento del uso de consumibles: papel, plásticos y otros materiales de oficina.

Medidas organizativas

En cuanto a las medidas que hacen referencia al fomento de fórmulas organizativas que deben adoptar los empleados y empleadas públicas, garantizando plenamente la atención a la ciudadanía, el plan contempla, entre otras:

Refuerzo de la modalidad de trabajo a distancia, para reducir el impacto energético tanto por los desplazamientos al lugar de trabajo como por el consumo de energía en el propio centro de trabajo, garantizando siempre la prestación y calidad del servicio público.

De esta forma, cada Ministerio o entidad estatal deberá aprobar un Plan de Trabajo que incorporará una declaración de puestos susceptibles para teletrabajar, que cumplan las condiciones para ello. 

El Plan aprobado en Consejo de Ministros contempla, con carácter general, que aquellos empleados con puestos de trabajo a distancia reconocidos podrán teletrabajar tres días a la semana y acudirán dos presencialmente. 

Por razones organizativas debidamente motivadas se podrá autorizar la prestación de dos días de trabajo a distancia. Asimismo, con carácter excepcional, se podrán establecer otros sistemas de trabajo a distancia.

La implantación del sistema de prestación de servicios mediante trabajo a distancia será voluntaria. El plan de trabajo a distancia se aprobará por la Secretaría de Estado de Función Pública.

El porcentaje mínimo de prestación de servicios presenciales siempre deberá ser superior al 40% en el conjunto de la jornada semanal.

Se promocionará e incentivará el uso del transporte colectivo de los empleados públicos para promover la movilidad sostenible.

Asimismo, se fomentará el uso de la bicicleta, para lo cual se habilitarán aparcamientos para estos vehículos en los edificios públicos. 

El Plan asimismo incluirá una serie de medidas de formación y sensibilización, que se concretarán, por ejemplo, en la impartición de cursos gratuitos a empleadas y empleados públicos para promover la utilización eficiente de la energía en la oficina y en el uso del automóvil, a través de la plataforma e-learning del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del MITECO. 

Para la coordinación del Plan, se prevé la creación de un grupo de trabajo interministerial entre ambos departamentos (Hacienda y Función Pública y para la Transición Ecológica y Reto Demográfico), con el apoyo técnico del IDAE. Dicho grupo de trabajo sería el encargado de analizar una posible prórroga de las medidas, en el caso de que así se valorara.

El seguimiento de los datos de ejecución del plan en materia energética se realizará asimismo por el IDAE, utilizando para ello el Sistema Informático de Gestión Energética de Edificios de la Administración General del Estado (SIGEE AGE). Todos los edificios e infraestructuras afectados por este Plan deberán estar dadas de alta en esta plataforma.

Otras medidas

Este nuevo plan complementará y redundará en la estrategia que está llevando a cabo el Gobierno en materia de eficiencia y ahorro energético. Así, desde 2021 la Administración General del Estado está abordando un ejercicio de mejora energética sin precedentes. 

De esta forma, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico está movilizando un presupuesto de más de 1.070 millones de euros con cargo a la componente 11 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, a través de un Plan de Transición Energética en la AGE, que actúa sobre sus edificios, infraestructuras consumidoras de energía y su movilidad. 

En paralelo, en cumplimiento de la disposición adicional novena de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, el MITECO está elaborando el Plan de reducción de consumo energético en la Administración General del Estado (AGE), con el objetivo de que centros consumidores de energía, pertenecientes al Estado, reduzcan su consumo de energía en el año 2030, en consonancia con la ‘Estrategia a largo plazo para la rehabilitación energética en el sector de la edificación en España’ y el ‘Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030’.

 

El Gobierno refuerza los programas de ayuda para el autoconsumo, el almacenamiento y las instalaciones térmicas con renovables

Body

Los autónomos podrán desplegar instalaciones de autoconsumo en un lugar de trabajo distinto a su vivienda y se autoriza un cupo específico para ellos en las ampliaciones de presupuesto
 
Se facilita el modelo de negocio de las Empresas de Servicios Energéticos y se potencian las aplicaciones con bomba de calor
 
Éxito del programa de autoconsumo: las comunidades autónomas están agotando sus presupuestos iniciales y solicitando ampliaciones
 
17 de mayo de 2022 –
El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), ha aprobado hoy el refuerzo de los programas de incentivos para sistemas de autoconsumo y almacenamiento con energías renovables, y para sistemas térmicos renovables en hogares y en diferentes sectores de la economía. Por ejemplo, los autónomos podrán beneficiarse y desplegar autoconsumos en sus lugares de trabajo, además se autoriza un cupo específico para ellos, también se potencian las Empresas de Servicios Energéticos (ESE) y la penetración de la bomba de calor.   
 
Los programas de incentivos que el Gobierno ha reforzado se encuadran en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), están recogidos en el Real Decreto 447/2021 y el Real Decreto 1124/2021, y los gestiona el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), organismo dependiente del MITECO.
 
La modificación del RD 477/2021 introduce cambios como:

Los autónomos se incluyen como beneficiarios de los subprogramas de impulso del autoconsumo y podrán desplegar instalaciones de autoconsumo en un lugar de trabajo distinto de su vivienda. Además, se establece la posibilidad de que en las ampliaciones de presupuesto se les reserve un cupo específico. 

Se potencia el modelo de empresa ESE o inversión por terceros para que pueda ser una empresa la que realice las instalaciones a particulares u otras empresas, facilitando así la instalación de autoconsumo cuando el consumidor no tenga capacidad de abordar la inversión.

La capacidad de almacenamiento que se permite instalar se flexibiliza, pasando a 2 kWh/kW a 5 kWh/kW, en consonancia con la creciente generalización de soluciones de almacenamiento.

Entre las modificaciones del RD 1124/2021, por su parte, se amplía la gama de bombas de calor que son elegibles en el programa, para facilitar un mayor despliegue de esta tecnología, ampliando así los equipos que se permiten instalar, muchos de ellos fabricados en España. Además, se incorpora una referencia al rendimiento medio estacional mínimo a cumplir en esta tecnología para las aplicaciones de producción de frío en climatización de edificios. Esta incorporación viene motivada por la próxima publicación de la normativa europea que establecerá la metodología de cálculo de la cantidad de energía renovable aportada por estas aplicaciones.  

Impulso al autoconsumo, éxito del Programa

El Real Decreto 477/2021, del 29 de junio, aprobó la concesión de 660 millones de euros, ampliables a 1.320 millones, en ayudas para instalaciones de autoconsumo (hasta 900 millones), almacenamiento detrás del contador (hasta 220 millones) y climatización con energías renovables (hasta 200 millones). 
 
Se trata de uno de los primeros programas de ayudas puestos en marcha en el marco del PRTR y es el primero a gran escala dirigido específicamente a autoconsumo y almacenamiento. Actualmente, las Comunidades Autónomas están agotando los presupuestos iniciales y solicitando ampliaciones, con lo que se confirma el interés y el potencial del autoconsumo en nuestro país.
 
Con estas líneas se espera incorporar 1.850 MW de generación renovable al sistema. Se estima la creación de más de 25.000 empleos directos e indirectos, un crecimiento del PIB de 1,7 millones de euros por cada millón de ayuda y una reducción de las emisiones de CO2 de más de un millón de toneladas al año.
 
Consta de seis subprogramas, según los sectores y la tecnología a desarrollar, en los que se subvencionan equipos y materiales; obra civil; equipamientos electromecánicos, hidráulicos, de control y auxiliares; sistemas de gestión y monitorización, la redacción de proyectos, memorias técnicas y dirección facultativa, entre otras actuaciones.
 
Las ayudas varían en función del beneficiario y del tipo de instalación:
 
En el caso de la energía solar fotovoltaica las ayudas abarcan desde el 15%, para una gran empresa, hasta el 45% para una pyme o un sistema inferior a 10 kW; los particulares pueden beneficiarse del 40%, del 50%, en caso de autoconsumo colectivo, y las administraciones públicas del 70%. 
 
En eólica, la subvención oscila entre el 20% para la instalación más grande en grandes empresas y el 50% en los sistemas pequeños para pymes; los particulares obtienen un 50% y las administraciones públicas un 70%.
 
En almacenamiento detrás del contador, las ayudas para empresas varían entre el 45% y el 65%, dependiendo del tamaño, mientras que los particulares, administraciones y tercer sector se benefician de un 70%.
 
En climatización con renovables, las ayudas varían entre el 40% al 70%, dependiendo de la tecnología utilizada. Las administraciones públicas propietarias de edificios residenciales pueden obtener un 70%.
 
Además, y con el objetivo de afrontar el reto demográfico, todos estos conceptos se incrementan un 5% en aquellos municipios con menos de 5.000 habitantes y en los municipios con menos de 20.000 habitantes en entornos rurales cuyos diferentes núcleos de población tengan menos de 5.000 habitantes. 

Fomento de las energías renovables térmicas

Por su parte, el Programa de incentivos para la implantación de instalaciones de energías renovables térmicas en diferentes sectores de la economía, regulado en el RD 1124/2021, cuenta con un presupuesto inicial de 150 millones, ampliable según la demanda y el desarrollo de los proyectos.
 
Estas subvenciones fomentan las energías renovables térmicas en sectores productivos como el industrial, el agropecuario o el de servicios, pero también en establecimientos e infraestructuras del sector público que contribuyan al proceso de descarbonización de la economía y, en el caso de las empresas, consoliden su competitividad en el mercado.
 
Permiten la puesta en marcha de instalaciones de energía solar térmica, geotermia, energía ambiente (aerotermia e hidrotermia), biomasa o microrredes de calor y frío, subvencionables hasta 1 MW de potencia solo para estas últimas, con aplicaciones para la producción de frío y/o calor en edificios (agua caliente sanitaria y climatización) o en procesos industriales: limpieza, secado, baños térmicos para tratamiento de superficies, servicios de lavandería, lavado de vehículos, pasteurización y conservación de productos perecederos, climatización de naves de uso industrial, ganadero e invernaderos, etc.
 
Entre los costes subvencionables se incluyen la inversión en equipos y materiales, los costes de ejecución de las obras o los sistemas de control y monitorización tanto de la producción como de la demanda de energía térmica, así como obras civiles necesarias para la ejecución de los proyectos.
 
La ayuda otorgada cubre el 70% de estos costes en el sector público y hasta el 45% en el caso de pequeñas empresas, y en ambos ámbitos se incrementa en un 5% en zonas de reto demográfico.