Estudio SPAHOUSEC III. Se inicia la recopilación de datos de consumo energético de los hogares

Body

29 marzo 2021.- El IDAE acaba de iniciar el estudio SPAHOUSEC III dirigido al análisis del consumo energético de los hogares españoles. Este proyecto dará respuesta a los requerimientos estadísticos establecidos en el Reglamento (UE) 2019/2146 de la Comisión, por el cual se insta a los Estados Miembros a disponer de información desagregada sobre consumos por usos en el sector residencial. 

Para ello es necesario recopilar datos de consumo energético en una muestra de hogares a lo largo de 2021. Con tal fin, el IDAE ha contratado, a través de sendos concursos públicos, a las empresas COTESA y SERTOGAL – CONECTINO, que se encargarán de la elaboración de dicho panel y de las mediciones de consumos eléctricos, respectivamente.

Toda la información recopilada y facilitada por lo hogares estará sometida a secreto estadístico de acuerdo con la Ley 12/1989, de 9 de mayo, de la Función Estadística Pública (LFEP) y se encontrará también amparada por la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los derechos digitales (LOPD), garantizándole que su información estará convenientemente anonimizada y que será utilizada únicamente con fines estadísticos para obtener resultados agrupados a nivel nacional. Los resultados agregados del estudio estarán disponibles en la página Web del IDAE.

Carta del Director General a los panelistas del SPAHOUSEC III

Si voluntariamente quiere colaborar en el estudio SPAHOUSEC III, puede hacerlo a través del formulario de contacto que encontrará en este enlace

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana convocan los Premios de la Semana Española de la Movilidad Sostenible

Body

Las candidaturas se podrán presentar hasta desde el 5 de mayo hasta el 25 de junio de 2021, ambos inclusive

Los premios cuentan con tres categorías: una reservada a los ayuntamientos, otra a instituciones públicas, organizaciones y empresas, y otra dirigida a medios de comunicación

 

Mayo 2021.- El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) convocan de manera conjunta los XI Premios de la Semana Española de la Movilidad Sostenible (Premios SEMS 2021).

El objetivo de estos Premios es reconocer el esfuerzo que realizan las instituciones públicas y la sociedad civil para fomentar el cambio de hábitos en materia de movilidad, a través de su participación en la Semana Europea de la Movilidad.

Las candidaturas se podrán presentar hasta desde el 5 de mayo hasta el 25 de junio de 2021, ambos inclusive, y tanto los premios de SEMS 2020 como de SEMS 2021 se entregarán durante la próxima Semana Europea de la Movilidad, que se celebrará del 16 al 22 de septiembre de este año.

Las bases de los premios y el formulario de inscripción para presentar las candidaturas se encuentran disponibles en la página de los Premios SEMS 2021.

Tres categorías

Los premios cuentan con tres categorías:

La primera está reservada a los ayuntamientos, con tres subcategorías en función de su población (más de 100.000 habitantes, entre 100.000 y 10.000, y menos de 10.000 habitantes), y reconocen las mejores medidas permanentes implementadas en sus municipios.

La segunda categoría está destinada a la sociedad civil, y se divide en esta edición por primera vez en dos subcategorías: una para las instituciones públicas (excepto ayuntamientos), y otra para empresas y organizaciones. Esta categoría reconoce las mejores Mobility Actions, o Buenas prácticas en movilidad desarrolladas en su ámbito de actuación.

Por último, la tercera categoría se reserva para los profesionales de los medios de comunicación.

Semana Europea de la Movilidad

Los Premios SEMS surgieron a raíz de la celebración en 2010 del décimo aniversario de la Semana Europea de la Movilidad (SEM), una campaña de la Comisión Europea que busca concienciar en materia de movilidad urbana sostenible.

Los principales eventos de la campaña tienen lugar entre el 16 y el 22 de septiembre, culminando con el Día Sin Coches. Los ayuntamientos, protagonistas de la campaña, organizan actividades durante la semana e implementan en sus municipios medidas permanentes encaminadas a alcanzar una movilidad más sostenible. El resto de las instituciones públicas, las empresas y las organizaciones sociales también pueden participar a través del desarrollo de Mobility Actions o Buenas Prácticas en movilidad, que pueden ser registradas durante todo el año.

España ha estado cada año a la cabeza en participación a nivel europeo. En la pasada edición, participaron en España un total de 531 municipios, que implementaron 1778 medidas permanentes, y se registraron 292 Mobility Actions por parte de la sociedad civil.

Un impulso conjunto

Estas iniciativas de impulso a una movilidad urbana sostenible, que visibilizan la necesidad de coordinación entre Administraciones Públicas, con las empresas y con la sociedad, se relacionan con los principios de actuación de ambos Ministerios, materializados en varios instrumentos programáticos como la Agenda Urbana Española, la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030 o la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que establece objetivos en movilidad sostenible como uno de los elementos clave para alcanzar la plena descarbonización de la economía antes del año 2050.
 

Más información

Página Semana Europea de la Movilidad del MITECO

Página Semana Europea de la Movilidad oficial

El Plan de Recuperación destinará más del 40% de la inversión a la transición ecológica

Body

El 100% de las inversiones debe respetar además el denominado “filtro verde”, de modo que la totalidad de reformas y actuaciones sujetas al Plan de Recuperación no provoquen ningún daño significativo al medio ambiente

“Este plan relanza nuestra economía y nos permite alcanzar una mayor resiliencia ante futuros choques económicos y escenarios de incertidumbre”, ha subrayado la vicepresidenta Teresa Ribera

El MITECO absorberá en total 15.339 millones procedentes del Plan de Recuperación, lo que supone un 21,95% de la inversión total con arreglo a los fondos europeos

6 de mayo de 2021 - La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha presentado este jueves las líneas maestras del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) en materia de transición ecológica, que contará con una inversión de más de 28.000 millones destinados al impulso de una economía verde.

En su intervención ante los medios de comunicación, la vicepresidenta ha subrayado que, del total de 70.000 millones que movilizará el PRTR en el periodo 2021-2023, un 40,29% de las inversiones deberán contribuir a los objetivos de mitigación y adaptación al cambio climático, así como a la meta de plena descarbonización de la economía a 2050. Asimismo, el 100% de las inversiones debe respetar el denominado “filtro verde”, de modo que la totalidad de reformas y actuaciones sujetas al Plan no provoquen ningún daño significativo al medio ambiente.

De esta forma, el Plan de Recuperación -accesible a través de este enlace-  refuerza el compromiso del Gobierno con la modernización y transformación verde de la economía, priorizando la transición ecológica del sistema productivo y la creación de empleo de calidad. “Este plan relanza nuestra economía y nos permite alcanzar una mayor resiliencia ante futuros choques económicos y escenarios de incertidumbre", ha destacado Ribera.
En este sentido, la vicepresidenta ha reseñado también la importancia de "contar desde ya con un marco normativo y estratégico como punto de partida para la activación de las reformas e inversiones procedentes de los fondos del Plan de Recuperación". El Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC), la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, la Hoja de Ruta del Hidrógeno Verde o la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética constituyen -dijo- una base sólida para que España diseñe los ámbitos relacionados con energía y clima en el marco del Plan de Recuperación.

Más de 15.000 millones en manos del MITECO

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) asumirá la gestión de 15.339 millones procedentes del Plan de Recuperación, lo que supone un 21,95% de la inversión total con arreglo a los fondos europeos. De esa suma, 10.756 millones irán destinados a la transición energética, justa e inclusiva, mientras que los 4.583 millones restantes se dedicarán a infraestructuras y ecosistemas resilientes.

“La aportación de este ministerio es especialmente significativa en la lucha contra el cambio climático. El conjunto del Plan de Recuperación no sólo ha de cumplir escrupulosamente con la legislación ambiental, sino que ha de velar por recoger correctamente la ambición climática de este Gobierno”, ha explicado Ribera.

La transición ecológica y las actuaciones en materia de energía y clima están presentes de forma transversal en todas las políticas del Plan de Recuperación. En concreto, la actualización de la agenda rural y urbana, las inversiones en infraestructuras y ecosistemas resilientes y el impulso de una transformación energética justa e inclusiva son las palancas del Plan con mayor peso en transición ecológica y reto demográfico.

A su vez, los más de 15.000 millones gestionados por el MITECO se reparten en actuaciones articuladas en las distintas componentes del Plan de Recuperación. La movilidad sostenible, la rehabilitación de vivienda en municipios de menos de 5.000 habitantes, la conservación y restauración de ecosistemas, el despliegue de la generación de renovables o la hoja de ruta del hidrógeno verde constituyen algunas de las líneas con mayor inversión en transición verde.

Actuaciones del MITECO en los componentes del Plan de Recuperación
Componente Actuación Inversión
1 Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos 2.000 millones
2 Rehabilitación de vivienda y regeneración urbana 1.300 millones
4 Conservación y restauración de ecosistemas y su biodiversidad 1.642 millones
5 Preservación del espacio litoral y recursos hídricos 2.091 millones
7 Despliegue del parque de generación renovable 3.165 millones
8 Infraestructuras eléctricas, promoción de redes inteligentes y despliegue del almacenamiento 1.365 millones
9 Hidrógeno Renovable: Un proyecto de país 1.555 millones
10 Estrategia de Transición Justa 300 millones
11 Modernización de las Administraciones Públicas 1.071 millones
12 Política Industrial España 2030 850 millones

 

Batería de reformas e inversiones

Las reformas estructurales articuladas por el MITECO en materia de transición ecológica componen un marco normativo estratégico para estimular la inversión privada, impulsar nuevos modelos de negocio y avanzar en la dinamización de los sectores económicos aplicando una perspectiva verde a todos los niveles.

En este sentido, el MITECO trabaja en el diseño una batería de medidas enmarcadas en los principales ejes de actuación del Plan de Recuperación. El nuevo marco normativo en materia de economía circular, la actualización de la Ley de Aguas, la Estrategia Nacional de Autoconsumo o el desarrollo de comunidades energéticas locales son algunas de las reformas en marcha para garantizar la transición verde de la economía.  

A su vez, las inversiones realizadas en cada una de estas reformas son claves para la recuperación económica. El Plan MOVES III para incentivar la adquisición de vehículos eléctricos, la instalación de 100.000 puntos de recarga para 2023, las actuaciones en materia de eficiencia energética y de saneamiento y depuración en núcleos de menos de 5.000 habitantes son clara muestra del esfuerzo inversor del Gobierno en el modelo de recuperación sostenible.

“El desarrollo de soluciones basadas en la naturaleza y el refuerzo de la adaptación y resiliencia climáticas permiten optimizar inversiones a la vez que preservamos y protegemos el capital natural del país”, ha valorado Ribera.

Participación social activa

A lo largo de los últimos meses, el MITECO ha impulsado diferentes iniciativas para fomentar la participación de todos los agentes sociales en el Plan de Recuperación con el objetivo de adecuarlo a la realidad de España.

En este sentido se han llevado a cabo varias reuniones con la Comisión Europea, el sector privado y la sociedad civil para comunicar los detalles del Plan y recabar información y propuestas para mejorar la definición de su contenido.

También se han constituido foros de alto nivel para cada una de las políticas palanca del Plan de Recuperación con el objetivo de favorecer el diálogo y cogobernanza entre todos los actores públicos, privados y la comunidad académica. Así, el 19 de octubre tuvo lugar la primera reunión del Foro para la Transición Energética Justa e Inclusiva, el 10 de noviembre se constituyó el Foro sobre Infraestructuras y Ecosistemas Resilientes y el Foro de Cohesión Territorial se conformó el pasado 26 de abril.

Además, las Conferencias Sectoriales de Energía y Medio Ambiente han permitido reforzar la colaboración entre el MITECO y las autonomías para avanzar en el objetivo de neutralidad climática y conservación del entorno natural y la biodiversidad. “Es imprescindible contar con las comunidades autónomas y las entidades locales, tanto para identificar y dinamizar proyectos como para gestionar actuaciones, dado que una parte sustancial de las mismas serán de gestión territorial”, ha señalado Ribera.

Asimismo, las 8 manifestaciones de interés lanzadas por el MITECO han recogido más de 10.000 proyectos procedentes del ámbito público y privado y han contribuido a revelar una fotografía clara de las necesidades y oportunidades en materia de transición ecológica y reto demográfico para acercar la ejecución del Plan de Recuperación a todos los agentes.

Primeras actuaciones

El MITECO ya ha puesto en marcha las primeras actuaciones con arreglo al Plan de Recuperación. Las conferencias sectoriales han delimitado el reparto territorial de los primeros fondos para la activación de medidas concretas en el ámbito autonómico y local.

Los más de 200 millones destinados al impulso del autoconsumo eléctrico en edificios industriales, los 400 millones ampliables a 800 del Plan MOVES III o las actuaciones en materia de regeneración de edificios y transición energética en municipios de menos de 5.000 habitantes componen las primeras líneas de acción del Plan en materia de energía.

Al mismo tiempo, y en materia de medio ambiente, el Plan de Saneamiento y Depuración para pequeños municipios dotado de 100 millones, el Plan de Apoyo a la Implementación de la Normativa de Residuos dotado de 421 millones y la inversión de 60 millones para la corrección de tendidos eléctricos son los primeros proyectos que se ejecutarán dentro del Plan de Recuperación.

Transversalidad del reto demográfico

El Plan de Recuperación también destina una línea de inversión a la reactivación de las zonas en declive demográfico. En total, más de 10.000 millones dirigidos a vertebrar el territorio a través de una batería de actuaciones transversales orientadas a luchar contra la despoblación y marcar una agenda de igualdad y cohesión territorial a través del Plan de 130 Medidas frente al Reto Demográfico.

Los objetivos de este plan pasan por alinear la acción sobre el territorio de todos los departamentos ministeriales y aplicar la perspectiva demográfica al proceso de toma de decisiones en todos los niveles de la Administración Pública. La meta es mejorar la vertebración territorial de España, eliminar la brecha urbano-rural y poner en marcha acciones concretas para reactivar las zonas más afectadas por las urgencias del reto demográfico.

En este sentido, el Plan de Medidas orienta sus actuaciones a la consecución de dos objetivos fundamentales para la cohesión social y territorial: garantizar la igualdad de derechos en cuestiones como la prestación de servicios, la igualdad de género o la eliminación de brechas sociales, y generar oportunidades de emprendimiento e impulso de la actividad económica en los territorios con mayores dificultades para competir en mercados globalizados.

Primeros resultados de la convocatoria SOLBAL 2

Body

Ayudas a la inversión en instalaciones de producción de energía eléctrica de tecnología solar fotovoltaica en Baleares

Admitidos, provisionalmente, un total de 44 proyectos

Más de 168 MW de potencia 

Más de 127 M € de inversión

 

30 de abril de 2021- Un total de 44 proyectos, que suponen 168 MW de potencia total con una movilización superior a 127 millones de euros de inversión, son los presentados a la quinta convocatoria de ayudas en territorios no peninsulares, SOLBAL 2, que cerró el plazo de solicitudes el pasado 24 de marzo. De los 44 proyectos presentados, 33 son de Mallorca, 6 de Menorca y 5 de Ibiza.

Dichos resultados son provisionales hasta que finalice el procedimiento de concesión de ayudas a los solicitantes.

SOLBAL 2 es la quinta convocatoria realizada en los sistemas eléctricos de los territorios no peninsulares, después de EOLCAN, EOLCAN 2 y SOLCAN (eólica y fotovoltaica en Canarias) y SOLBAL (fotovoltaica en Baleares). 

Esta segunda convocatoria de ayudas a la inversión en instalaciones de producción de energía eléctrica de tecnología solar fotovoltaica situadas en Baleares, SOLBAL 2, cofinanciadas con Fondos comunitarios FEDER, fue autorizada por el Consejo de Ministros del 24 de noviembre de 2020, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

SOLBAL 2 se ha circunscrito a las actividades de construcción y puesta en marcha de instalaciones de generación de energía eléctrica a partir de tecnología solar fotovoltaica de potencia nominal instalada superior a 100 kW, considerada como la potencia nominal del inversor, o en su caso, la suma de las potencias nominales de los inversores.

Una vez cerrado el plazo de presentación de solicitudes, los proyectos presentados a la convocatoria –pendientes de subsanaciones y/o aclaraciones en su caso- son los siguientes:

Isla

Proyectos admitidos

UD

Potencia total

MW

Mallorca 33 136,69
Menorca 6 30,18
Ibiza 5 1,28
Total 44 168,50


 

 

 

 

 

 

En conjunto, estas cinco convocatorias de ayudas en los sistemas eléctricos de los territorios no peninsulares, eólica y fotovoltaica en Canarias y fotovoltaica en Baleares, suponen la movilización de 190 millones de euros en apoyo público en las islas, aproximadamente 900 millones de euros de inversión y la puesta en marcha de aproximadamente 1.000 MW renovables.

Teresa Ribera celebra la aprobación en el Congreso del primer proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética como instrumento clave para modernizar y transformar nuestro país

Body

La vicepresidenta ha subrayado que todos los grupos parlamentarios han venido trabajando en la definición de esta ley desde que el pasado 19 de mayo el Consejo de Ministros la remitiera a la Cámara Baja

Para Teresa Ribera, “hoy es un día importante”, en el que se aprueba un proyecto de ley “enormemente ambicioso, reforzado en materia de gobernanza, de participación y de transparencia”

El texto, que ahora pasa para su tramitación final en el Senado, se presenta como “una herramienta que permitirá construir un país más seguro frente a los impactos del cambio climático, modernizar la industria española, atraer inversiones en las tecnologías del futuro, evitar riesgos financieros, generar empleo estable y facilitar una distribución equitativa de la riqueza en el proceso de descarbonización”, según ha señalado la vicepresidenta

El proyecto de ley establece objetivos de reducción de emisiones, de renovables y de eficiencia energética que se sitúan por encima de aquellos asignados por la Unión Europea a España


8 de abril de 2021.– La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha celebrado la aprobación hoy en la Comisión de Transición Ecológica del Congreso de los Diputados del proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética y su remisión al Senado, un texto que establece los objetivos para alcanzar la plena descarbonización de la economía en antes del año 2050 con un sistema eléctrico 100% renovable.

Para Ribera, “hoy es un día importante, en el que se aprueba una ley de clima enormemente ambiciosa como resultado de un trabajo conjunto sobre el que todavía, seguro, queda margen para seguir mejorando en una trayectoria que no es lineal, sino que debe incrementarse progresivamente conforme vayamos alcanzando velocidad de crucero en el tiempo por venir, porque en el cambio climático llegamos tarde”.


Un texto reforzado y participado

La vicepresidenta ha querido subrayar que todos los grupos parlamentarios han venido trabajando en la definición de esta ley desde que el pasado 19 de mayo el Consejo de Ministros la remitiera a la Cámara Baja. “Es un texto reforzado en materia de ambición, gobernanza, participación y transparencia, que se ha visto enriquecido gracias a las contribuciones de las distintas formaciones políticas, gracias a las aportaciones de sectores sociales y económicos muy diferentes, gracias a la ciencia”, ha manifestado.

Este proyecto de ley plantea cómo prepararnos para los impactos del cambio climático y cómo prevenir sus causas con herramientas de adaptación, anticipación y resiliencia. “Es prioritario asegurarnos de que todos los recursos públicos y privados son destinados al aprovechamiento de las oportunidades y a la disminución de los costes asociados a los efectos climáticos con los que ya, desgraciadamente, convivimos”, ha insistido Ribera.

Asimismo, ha señalado que la nueva ley permitirá modernizar nuestra industria y hacerla competitiva en los nuevos mercados, fortalecer nuestro tejido social, atraer inversiones en las tecnologías del futuro, evitar riesgos financieros, generar empleo estable y facilitar una distribución equitativa de la riqueza en el proceso de descarbonización, guiado por criterios de justicia social y estrategias de transición justa.

La vicepresidenta ha destacado que este proyecto constituye un primer paso para articular el resto de políticas y medidas, y orientar así el proceso de recuperación hacia un modelo de prosperidad duradero y respetuoso con los límites del planeta. “Debe servir de marco institucional y de referente para dar certidumbre y estabilidad, y movilizar la acción climática”, ha remarcado.

Teresa Ribera ha recordado que el proyecto de ley marca objetivos cuantificados de gases de efecto invernadero, de renovables y de eficiencia energética, que constituyen un mínimo inquebrantable porque se revisarán siempre al alza. Estos objetivos se sitúan por encima de aquellos objetivos asignados por la Unión Europea (UE) a España. El proyecto está alineado con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) que recoge las medias y herramientas necesarias para poner en marcha la transición ecológica recogida en el proyecto de ley y que ha sido valorado de manera muy positiva por las instituciones comunitarias.
 
Unas metas más ambiciosas que las exigidas por la UE

Esta “ambición inquebrantable”, en palabras de Teresa Ribera, se ve reflejada, por un lado, en los objetivos de reducción de emisiones en sectores difusos (movilidad, usos térmicos en edificios, residuos o agricultura): España se compromete a una reducción del 39%, 13 puntos por encima de la meta del 26% fijada por la Unión Europea.

Asimismo, mientras la UE establece una penetración de renovables entre un 38% y un 40% en el consumo final de energía para 2030, el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima establece para España un 42%. En lo que respecta a eficiencia energética, Europa considera necesario un aumento de entre el 36 y el 37% para 2030, mientras que el objetivo español se sitúa en el 39,5%.

“Sin duda, es un esfuerzo grande que merece la pena acometer y que siembra grandes oportunidades de innovación y de conocimiento”, ha afirmado Ribera, en referencia a “una ley que garantiza cauces de participación, de actualización y de mejora constante”. Una ley que es buena para todos, para las generaciones actuales y las futuras, para no dejar a nadie atrás, a ningún colectivo y a ningún territorio, para proteger la competitividad de nuestro tejido industrial y para proteger la biodiversidad. En definitiva, es un proyecto de país creíble en línea con la transformación y recuperación de la crisis del COVID en clave verde por la que apuesta la UE para todos los sectores de la sociedad.