Beneficios fiscales en el IRPF para la implantación de energías renovables térmicas 

Body

Conoce las deducciones fiscales para la implantación de instalaciones renovables térmicas y, en general, la mejora de la eficiencia energética de viviendas

La “Ley 10/2022, de 14 de junio, de medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria en el contexto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR)”, introdujo en su artículo 1, “Deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas físicas por obras de mejora de eficiencia energética en viviendas” varias modificaciones de la “Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas…”, que establecen beneficios fiscales para la implantación de renovables térmicas y, en general, la mejora de la eficiencia energética en viviendas.

La primera medida consiste en una deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por obras de mejora de la eficiencia energética en viviendas realizadas hasta el 31 de diciembre de 2022, para los siguientes casos: 

Deducción del 20% por las cantidades satisfechas en aquellas actuaciones que reduzcan un 7% la demanda de calefacción y refrigeración en vivienda habitual, hasta un máximo de 5.000 euros por vivienda.

Deducción del 40% por actuaciones que reduzcan un 30% el consumo de energía primaria no renovable, o por actuaciones que alcancen las letras «A» o «B» en el Certificado de Eficiencia Energética del Edificio de la vivienda habitual, hasta un máximo de 7.500 euros por vivienda.

Deducción del 60% por actuaciones que reduzcan un 30% el consumo de energía primaria no renovable, o por actuaciones que alcancen las letras «A» o «B» en la calificación energética en edificios residenciales, hasta un máximo de 15.000 euros por vivienda.

Estas medidas ya fueron incluidas en el “Real Decreto-ley 19/2021, de 5 de octubre, de medidas urgentes para impulsar la actividad de rehabilitación edificatoria en el contexto del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia”. Este RDL fue sustituido posteriormente por la Ley 10/2022. 

Adicionalmente, la Ley 10/2022 establece que NO se integrarán en la base imponible del IRPF, entre otras, las siguientes líneas de ayudas concedidas en el marco del PRTR: 

Real Decreto 477/2021, de 29 de junio, por el que se aprueba la concesión directa a las comunidades autónomas y a las ciudades de Ceuta y Melilla de ayudas para la ejecución de diversos programas de incentivos ligados al autoconsumo y al almacenamiento, con fuentes de energía renovable, así como a la implantación de sistemas términos de energías renovables en el sector residencial.

Real Decreto 691/2021, de 3 de agosto, por el que se regulan las subvenciones a otorgar a actuaciones de rehabilitación energética en edificios existentes, en ejecución del Programa de rehabilitación energética para edificios existentes en municipios de reto demográfico (Programa PREE 5000).

Real Decreto 737/2020, de 4 de agosto, por el que se regula el programa de ayudas para actuaciones de rehabilitación energética en edificios existentes (Programa PREE).

El “Real Decreto-ley 18/2022, de 18 de octubre, por el que se aprueban medidas de refuerzo de la protección de los consumidores de energía y de contribución a la reducción del consumo de gas natural en aplicación del "Plan + seguridad para tu energía (+SE),….", amplia  hasta finales de 2023 la aplicación de la deducción prevista en el IRPF de la Ley 10/2021, de 14 de junio para obras de mejora de eficiencia energética de la vivienda habitual de manera individual y hasta finales de 2024 para obras de rehabilitación energética en edificios de uso residencial. Los contribuyentes podrán deducirse las cantidades satisfechas desde la entrada en vigor de este Real Decreto-ley 19/2021, de 5 de octubre.

Por otra parte, el Real Decreto-ley 18/2022 introduce una modificación en la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, donde permite a los contribuyentes amortizar libremente las inversiones que se efectúen en instalaciones destinadas al autoconsumo de energía eléctrica, así como aquellas instalaciones para uso térmico de consumo propio, siempre que utilicen energía procedente de fuentes renovables y sustituyan a instalaciones que utilicen energía de origen fósil, que entren en funcionamiento en el año 2023.
 

El MITECO  lanza a consulta pública nuevas ayudas a la fabricación de tecnologías renovables y almacenamiento

Body

Inicia el trámite de información pública de las bases reguladoras y de una primera convocatoria dotada con más de 750 millones 

Impulsará la cadena de valor estratégica nacional de paneles solares, turbinas eólicas, bombas de calor, electrolizadores y baterías 

“Consideramos que no solamente basta con cambiar el color de las moléculas o los electrones; queremos que los bienes de equipo sean producidos en España”, ha señalado Teresa Ribera   
 
23 de febrero de 2024 –
La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado hoy la salida a información pública del proyecto de orden que establece las bases reguladoras para las líneas de ayuda a la cadena de valor industrial de las energías renovables y el almacenamiento. También se abre a información pública el proyecto de una primera convocatoria de subvenciones a la fabricación de equipos necesarios para la transición a una economía de cero emisiones netas, que podrá asignar más de 750 millones de euros, en función de las necesidades identificadas durante el proceso de información pública. Todo ello está disponible aquí.
 
Dotadas con fondos de la Adenda al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), esta primera convocatoria de ayudas incentivará la producción de equipamiento y componentes esenciales de paneles fotovoltaicos, baterías, turbinas eólicas, bombas de calor y electrolizadores. En próximas convocatorias se podrá fomentar otros ámbitos y otras cadenas de valor.

Paquete de 1.000 millones enmarcado en el PERTE ERHA

Las ayudas se enmarcan en el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica de Energías Renovables, Hidrógeno y Almacenamiento (PERTE ERHA) –forman parte de un paquete de 1.000 millones destinado a fomentar la cadena de valor– y se dirigen a reforzar la autonomía industrial estratégica española, la seguridad energética nacional y el proceso de descarbonización, en línea con las políticas definidas por la UE.
 
“Consideramos que no solamente basta con cambiar el color de las moléculas o los electrones; las industrias que hay detrás, los servicios que hay detrás, son, precisamente, la gran oportunidad para reindustrializar y modernizar nuestro tejido productivo. Por eso queremos que la atención a la cadena de valor industrial esté presente en el proceso de cambio, por eso queremos dedicar más de 750 millones de euros a este programa, de tal manera que la fabricación de los bienes de equipo que nos permita llegar a buen puerto sean producidos en España”, ha señalado la vicepresidenta al hacer el anuncio hoy, en Huelva. 
 
El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), gestionará estas ayudas, que se otorgarán en régimen de concurrencia competitiva. 

Criterios ambientales y sociales de empleo y actividad laboral

En la valoración de las propuestas se tendrán en cuenta distintos criterios para seleccionar los proyectos más viables y con mayores impactos positivos, buscando la eficiencia en el uso de fondos públicos; criterios estratégicos que prioricen proyectos que den mayor respuesta a las vulnerabilidades existentes en la cadena de valor; criterios sociales como la generación de empleo y actividad en el territorio, así como criterios ambientales buscando minimizar la huella de carbono y maximizar el uso de energías renovables en los centros de producción.
 
En línea con el marco temporal de ayudas de Estado autorizado por la Comisión Europea, en la primera convocatoria para cadena de valor se subvencionarán proyectos enfocados a impulsar la innovación y el conocimiento en las siguientes líneas de actuación:
 

  1. Almacenamiento eléctrico. Fabricación de baterías y sus componentes esenciales.
  2. Energía solar fotovoltaica. Fabricación de paneles solares y sus componentes esenciales.
  3. Energía eólica. Fabricación de turbinas eólicas y sus componentes esenciales.
  4. Aerotermia renovable. Fabricación de bombas de calor y sus componentes esenciales.
  5. Hidrógeno renovable. Fabricación de electrolizadores y sus componentes esenciales.

 
Serán susceptibles de ayuda tanto la creación de establecimientos industriales para una nueva actividad de fabricación como las ampliaciones de la capacidad productiva instalada en centros que ya estén en funcionamiento, a través de la implantación de nuevas líneas de producción, además de la reconversión de líneas existentes para la obtención de equipos y/o elementos que anteriormente no estuvieran en producción en la planta.

Carrera tecnológica

España es una potencia global en energías renovables que debe reforzar su cadena de valor de los componentes de tecnologías renovables, con el fin de garantizar la seguridad energética, aumentar su competitividad y descarbonizar la industria. Ello, en línea con los principios básicos de la UE de transformación digital y medioambiental, con el Plan RepowerEU y con la Ley sobre la industria de cero emisiones netas (Net-Zero Industrial Act).
 
Europa es actualmente un importador neto de tecnologías energéticas renovables; alrededor de una cuarta parte de las baterías eléctricas y una parte muy importante de los módulos solares fotovoltaicos proceden de países extracomunitarios. En tecnologías emergentes, como electrolizadores, también es necesario reforzar la cadena de valor, e incluso precisan apoyo sectores en que la industria europea sigue siendo fuerte, como los aerogeneradores y las bombas de calor, ya que los productores se enfrentan al aumento de los costes de la energía y los insumos.
 
Las tecnologías energéticas de cero emisiones netas están en el centro de importantes intereses geoestratégicos y de la carrera tecnológica mundial. Otras regiones del mundo están realizando grandes inversiones y desplegando medidas de apoyo para renovar y reforzar sus capacidades de producción, y ni la UE ni España pueden quedarse atrás.

Vigencia hasta finales de 2025

La vigencia de las bases reguladoras aprobadas por esta orden de bases se extenderá desde su entrada en vigor hasta el 31 de diciembre de 2025. Dado el carácter incentivador de las ayudas, solo se admitirán proyectos cuya ejecución no se haya iniciado con anterioridad a la solicitud de la ayuda.

Teniendo en cuenta el carácter innovador de estas ayudas, se abre proceso de información pública de las bases reguladoras y del proyecto de resolución de la primera línea de incentivos a la cadena de valor renovable, de modo que hasta el 15 de marzo los agentes sectoriales y público interesado podrán realizar aportaciones de mejora para dar respuesta a las necesidades que se hayan identificado. Los comentarios deben remitirse a: Bzn-Renovables@miteco.es, indicando en el asunto ‘Información pública incentivos Cadena de Valor’.

El IDAE habilita BIOGEMIS, una calculadora de emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero para el sector del biogás

Body

21 febrero 2024.- Destinada a las empresas del sector, facilitará obtener las reducciones de emisiones de la producción y uso de biogás, y asegurar que se cumplen los requisitos establecidos por la Directiva 2018/2001, relativa al fomento del uso de energía procedentes de fuentes renovables.

BIOGEMIS es una herramienta que hace más sencillo el cálculo de las emisiones de GEI de acuerdo con la metodología de la DER II. Esa metodología establece que el cómputo de dichas emisiones puede efectuarse utilizando algunos valores por defecto incluidos en la directiva para determinados usos, materias primas y sistemas de producción, o bien calculando del valor real de las mismas. Ello conlleva operaciones que pueden resultar complejas para buena parte de los operadores económicos, no familiarizados con este tipo de análisis. Por esta razón, se pone a disposición de todos los agentes del sector del biogás esta calculadora que permite realizar de forma sencilla dichas operaciones mediante la introducción por parte del usuario de datos reales de sus procesos. 

La herramienta, prevista en la Hoja de Ruta del Biogás, contempla todos los usos posibles del biogás y el biometano, un amplio conjunto de materias primas utilizadas para la producción de biogás y los sistemas de proceso y depuración más empleados habitualmente.

Acceder a la versión en pruebas a través del siguiente enlace: https://calculadorabiogemis.idae.es.

Las aportaciones de carácter técnico que se quieran hacer llegar a fin de afinar y mejorar la calculadora pueden remitirse antes del 1 de mayo al siguiente buzón provisional: calculadorabiogemistemporal@idae.es

Para cualquier otra comunicación sobre la calculadora pueden dirigirse a: calculadorabiogemis@idae.es

 

El IDAE asigna a Canarias 106 millones para impulsar los primeros sondeos de geotermia profunda en España

Body

Teresa Ribera anuncia en Las Palmas la resolución de esta convocatoria que adjudica a Canarias casi el 90% de los 120 millones destinados a explorar el potencial de la geotermia en España

Adelanta que el Gobierno “será flexible” con los plazos fijados en el marco NextGen para facilitar la ejecución de los proyectos 

Recibirán ayudas seis iniciativas en La Palma, tres en Tenerife y una en Gran Canaria, además de una más en Madrid 

La vicepresidenta ha subrayado “el compromiso incuestionable del Gobierno con la transformación energética en Canarias”, comunidad a la que ya ha transferido 704 millones en ayudas para la transición

15 de febrero de 2024 – La vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha dado a conocer hoy en Las Palmas de Gran Canaria el resultado de la convocatoria de GEOTERMIA PROFUNDA, de ayudas a proyectos pioneros de investigación sobre el potencial de este recurso energético en España, disponible aquí. Canarias ha sido protagonista absoluta: diez proyectos en tres de las islas del archipiélago recibirán 106,2 millones de euros de fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR), casi el 90% de los 120 millones disponibles en esta línea de incentivos.
 
El programa, gestionado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), ha adjudicado subvenciones a once propuestas. Seis de los proyectos –dotados en conjunto con 48 millones– se desarrollarán en La Palma, tres en Tenerife –43,2 millones–, uno en Gran Canaria –15 millones– y un último, que recibirá 5 millones de subvención, se desplegará en Madrid.
 
La mitad del presupuesto de la convocatoria ya iba destinado originalmente a las islas Canarias, en el marco del Plan de Energía Sostenible de las Islas, articulado por el Gobierno de España, sin perjuicio de poder optar también a parte de los otros 60 millones previstos para el resto del territorio nacional.
 
Los estudios de viabilidad incluirán actuaciones exploratorias necesarias para el análisis y cuantificación del recurso geotérmico en los emplazamientos elegidos. Asimismo, acometerán los primeros sondeos de gran profundidad –de un mínimo de 1.000 metros– de estas características que se realizan en España. 
 
Los potenciales resultados exitosos darían acceso a los promotores, en una fase posterior, a la explotación de este recurso y a desplegar, por tanto, los primeros desarrollos de geotermia profunda de media y alta temperatura para generación eléctrica o para usos térmicos directos en nuestro país. 

Flexibilidad en los plazos

En el transcurso de su visita a la capital grancanaria, en la que ha mantenido encuentros con el presidente Fernando Clavijo; la alcaldesa de la ciudad, Carolina Darias y el presidente del Cabildo, Antonio Morales, la vicepresidenta Ribera ha subrayado la oportunidad que, en términos de inversiones asociadas –más de 200 millones–, de aplicaciones de I+D y capacitación y empleo representa para Canarias la ejecución de estos diez proyectos. 
 
La ministra ha adelantado que el Gobierno será “todo lo flexible” que permita el marco normativo de los fondos NextGenEU en los plazos de ejecución de los proyectos, de gran complejidad técnica, seleccionados en régimen de concurrencia competitiva. “El Gobierno va a facilitar y a acompañar en todo lo posible el desarrollo de estas iniciativas, que van a abrir un capítulo nuevo en el desarrollo de las energías renovables en España y pueden contribuir en el futuro a dar mayor seguridad energética a la sociedad canaria” ha señalado.

Geotermia, energía limpia

La geotermia es una energía limpia, gestionable e inagotable. Su aprovechamiento redunda en una menor dependencia energética del exterior, reduce el consumo de combustibles fósiles y refuerza la seguridad de suministro al proporcionar un flujo constante de energía que no depende de variaciones estacionales. 
 
Aunque España cuenta con una estructura geológica propicia para la presencia de este recurso, los elevados costes y los riesgos financieros asociados a esta tecnología de extracción han impedido, hasta el momento, su implantación. Debido a su especial naturaleza volcánica, el subsuelo de las Islas Canarias posee el mayor recurso geotérmico de media y alta temperatura de todo el territorio, por lo que podría cubrir gran parte de la demanda eléctrica del archipiélago.

Descarbonización de Canarias

Los resultados de la convocatoria de GEOTERMIA PROFUNDA son una muestra más de las oportunidades que la transición energética ofrece a territorios como Canarias, con dificultades adicionales derivadas de su desconexión de los grandes sistemas eléctricos peninsulares.
 
“El Gobierno –ha dicho Ribera– mantiene una voluntad indiscutible de impulsar el proceso de descarbonización y el despliegue de energías limpias en estas islas”. Un compromiso que ya se ha traducido en la asignación de 704 millones en ayudas del PRTR a Canarias para el impulso a las renovables, la eficiencia energética, la rehabilitación, la movilidad sostenible… ya sea mediante convocatorias centralizadas por el IDAE o mediante programas territorializados o específicos, gestionados por la propia comunidad.